Hungría abre brecha con una constitución “políticamente incorrecta”